top of page

Pizza líquida fácil y rápida

La pizza líquida, aunque no tan conocida como la pizza tradicional, comparte con ella una rica historia que se remonta a la antigua Grecia y más tarde a Nápoles, Italia. La pizza, en su forma más básica, es un pan plano horneado con diversos ingredientes encima. En la antigua Grecia, se servía el plakuntos decorado con hierbas, especias, ajo y cebolla. Los soldados persas de Darío I el Grande comían pan plano con queso fundido y dátiles por encima. La pizza ha evolucionado a lo largo de los siglos, adaptándose a los ingredientes locales y las preferencias culturales, lo que ha dado lugar a una amplia variedad de estilos y sabores en todo el mundo. La pizza líquida es un ejemplo más de cómo este plato clásico sigue reinventándose para satisfacer los gustos y necesidades contemporáneos (Wikipedia,2023).


La pizza como la conocemos hoy, con masa de pan, salsa de tomate y queso, se popularizó en Nápoles en el siglo XVII. La pizza líquida es una variante moderna que simplifica el proceso de preparación, eliminando la necesidad de amasar la masa y reduciendo significativamente el tiempo de cocción. Esta versión rápida y fácil es ideal para aquellos que buscan disfrutar del sabor de la pizza sin invertir mucho tiempo en su preparación.


Pizza líquida
Pizza líquida

Aquí te dejámos una receta de pizza líquida fácil y rápida que puedes preparar en solo 15 minutos:

Ingredientes:

  • 170 g de harina común

  • 170 ml de agua

  • ½ cucharadita de azúcar

  • 8 g de polvo para hornear

  • Un chorro de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

  • Queso rallado (opcional)

  • Salsa de tomate (opcional)

  • Orégano (opcional)

Instrucciones:

  1. Haz la masa: En un bol, vierte los 170 ml de agua, media cucharada de sal y media de azúcar. Remueve bien hasta que la sal y el azúcar se disuelvan en el agua.

  2. Añade la harina: Echa los 170 g de harina común en el mismo bol. Mezcla para integrar bien. Añade los 8 g de polvo para hornear y mezcla de nuevo.

  3. Vierte el aceite: Agrega un chorro de AOVE a la mezcla y remueve bien.

  4. Prepara el horno: Precalienta el horno a 220ºC. En una pizzera, vierte un chorro de AOVE y pincela su base. Espolvorea con harina para evitar que la masa se pegue.

  5. Hornea: Coloca la masa en la pizzera y extiéndela hasta cubrir la base. Añade salsa de tomate y queso si lo deseas. Hornea durante 10 minutos con calor arriba y abajo.



Si decides agregar más ingredientes encima, hornea 5 minutos más. Y si incluyes salsa de tomate, el tiempo total de cocción será de 10 minutos. ¡Disfruta de tu pizza líquida y deliciosa!

コメント


bottom of page